El mundo vs Trump, el abandonado acuerdo de París

Era un viernes 2 de junio del 2017, cuando el presidente del voto de castigo Donald Trump, quien afirma que el calentamiento global es un invento de los científicos y académicos, anuncio la salida de los Estados Unidos de Norteamérica del Acuerdo de París.

Las quejas, las opiniones y un sentimiento de descontento generalizado hacia el presidente se leían en las redes sociales. Incluso varios gobernadores y alcaldes de su país anunciaron que, aunque no fuera una meta de la federación, se mantendrían como metas estatales y respetarían los acuerdos a los que ya se habían comprometido, demostrando que no todos son del mismo pensamiento.

Pero esto, aunque genero gran polémica y sorpresa a nivel mundial en verdad no es algo nuevo y no es solo por el presidente que los Simpsons predijeron, el presidente Donald Trump. Estados Unidos no había formado parte de ninguno de los coloquios internacionales en materia de calentamiento global, cambio climático y sustentabilidad, ya sea el protocolo de Kioto y o la Cumbre de Río, el apoyo multinacional iba perdiendo simpatizantes, con un cambio muy notable, donde se habían establecido cuotas de carbono con sanciones para los que las incumplieran terminaron siendo recomendaciones más laxas y sin ninguna repercusión.

También es importante decir que hay autores que aseguran que la producción de CO2 ya está estable y se produce la misma cantidad de gases de efecto invernadero, ahora hay que comenzar a transformarlos de su estado gaseoso a un estado sólido inerte. Pero entonces, si hace solo 2 años que se firmó el tratado y en verdad las medidas no han sido ejecutadas, ¿en qué afecta la salida de los Estados Unidos en el Acuerdo de París?

Para poder definir este impacto primero debemos establecer que es lo que Estados Unidos va dejar de hacer. Pero y ¿qué son los acuerdos de París?, pues compromiso mundial para mitigar el calentamiento global y limitar el aumento de temperatura a un máximo de 2°C para el año 2100. Una de las cosas a resaltar es que la importancia de este acuerdo es porque China y Estados Unidos firmaron los tratados, ya que desde 1979 en Ginebra se celebra la Primera Conferencia Mundial sobre el Clima, pasando por en la Cumbre para la Tierra celebrada en Río (1992), las Conferencias de Berlín (1995), El protocolo de Kyoto (1979), entre otros en los que Estados Unidos no firmo los tratados, manteniéndose al margen con su crecimiento industrializado.

Por otro lado, las naciones asociadas al acuerdo de Paris se comprometen a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero de manera paulatina y constante por las próximas décadas, siempre con el entendido de cada año ir disminuyendo estas emisiones, realizando reportes a la junta de la Organización de las Naciones Unidas para el Cambio Climático. Algo importante nuevamente a resaltar es que no existes penalizaciones para los que incumplan, es un acuerdo de buena fe entre las partes.

Uno de los acuerdos importantes es que los países ricos con capacidad de adquirir y generar tecnología para desprenderse de la energía proveniente de combustibles fósiles crearon un fondo para apoyar a los países menos poderosos que no tienen la economía para solventar el proceso de migración.

Y ahora si… ¿Qué pasaría con el Acuerdo de París si Trump se retira?

Una de las consecuencias directas del calentamiento global es que hay más temperatura en el medio, con océanos y masas de aire más cálidos, esto ocasiona Desastres Naturales más agresivos y constantes, como por ejemplo, el aumento en la cantidad y fuerza de los huracanes y las super tormentas, que el daño no son solo los vientos, un fenómeno meteorológico de esta magnitud trae más agua en su estructura, lo que significa inundaciones más severas, que es ahí donde está el verdadero daño a la economía de un país, teniendo que invertir grandes cantidades de dinero en el manejo de la emergencia y la recuperación de la región. Se calcula que el efecto acumulado del calentamiento global aumentaría el gasto de recuperación de desastres naturales en Estados Unidos de 28 billones de dólares a la fecha a 39 billones para él 2075.

Ahora veamos la afectación indirecta de estos Desastres naturales, el aumento de la temperatura ocasiona que tarden más tiempo en darse los fenómenos meteorológicos fríos, ocasionando que se retrasen las lluvias y sean más escasas, afectando a la agricultura y a la disponibilidad del recurso hídrico. Además, los mercados le están dando la espalda a los combustibles fósiles, las fuentes renovables cada vez son más baratas, y es ahí donde se están generando nuevos mercados.

Por otro lado, una de las economías mas fuertes de Estados Unidos es el comercio de combustibles fósiles, y en la actualidad existe una tendencia mundial a la migración a tecnologías limpias, que comienzan a ser accesibles y en ocasiones hasta más baratas con menor repercusión ambiental.

Otro problema asociado con el calentamiento global es la migración de las poblaciones de zonas extremadamente calientes como ha ocurrido en Iran y Kuwait. Por otro lado, el aumento del nivel del mar ocasionaría la migración de las zonas costeras hacia el interior, generando que las ciudades sobrepasen su capacidad de soporte poblacional.

La realidad es que aunque Trump diga que se saldrá de los acuerdos de París, la realidad es que las medidas para mitigar la emisión de gases ya están operando, mediante el Plan de Energía Limpia (Clean Power Plan o CPP) que activo el expresidente Obama. El objetivo era reducir un 32% los gases de efecto invernadero para el 2030, y para la fecha del berrinche del presidente Trump la reducción ya era del 24%, y eso que la ley no ha sido escrita, ha sido un efecto del sentido común de gobernantes y empresarios, que han invertido en su propia migración ala energía limpia y han invertido en tecnología para reducir sus emisiones durante los procesos industriales

Y lo más importante aún, Estados Unidos no puede dejar los acuerdos antes del 4 de noviembre del 2020, que es 1 día después de las próximas elecciones de Estados Unidos, y considerando que sin importar si son Republicanos o Conservadores, la mayoría de los votantes están conscientes de que la migración a energías limpias es necesaria y que desean que Estados Unidos permanezca dentro del tratado entonces en realidad Estados Unidos no ha dejado los acuerdos de París y que ojala el voto de castigo sea en esta ocasión para la necedad de un presidente sin sentido común.

Fuentes:

Perspectives for the Energy Transition.

La ONU y el cambio climático

Los acuerdos de París

ONU – combatir el cambio climático

Comision Europea, acción por el clima

 

 

Ayúdanos compartiendo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Autor entrada: Salvador Castell

Biólogo, entusiasta y consiente del papel de los académicos en la transmisión del conocimiento, con especial interés en métodos holísticos, integrativos, multidisciplinarios y disruptivos, basados en el principio de la entropía biológica.

Deja un comentario