Las grandes mentiras del Desarrollo Sustentable/Sostenible.

El desarrollo sustentable es un proceso de crecimiento controlado que pretende un equilibrio entre lo social, lo económico y el ambiente. Este tipo de crecimiento racional ha sido utilizado de manera indiscriminada por gobiernos, instituciones y la misma sociedad de manera equivocada, pretendiendo ser comunidades verdes, pero generalmente son un engaño.

Para poder entrar en discusión analicemos tenemos que definir que es sustentable desde su principio, un ecosistema.

Una comunidad está compuesta de organismos variados que cumplen una función (nicho) en el ecosistema y que tiene un equilibrio muy fino entre todos los componentes, que en caso de romperse puede ocasionar que el ecosistema colapse. Este equilibrio se basa en las proporciones de usuarios para cada nivel de organización. Como ejemplo, no podríamos tener mas carnívoros que herbívoros, por que no habría sustento para estos y la población recaería o en el peor de los casos desaparecería del ecosistema. Si los depredadores desaparecen o sus numero disminuyen drásticamente, no había regulación de las poblaciones de los herbívoros, lo que podría ocasionar que se agoten los recursos y posteriormente el colapso total del ecosistema, pudiendo en ocasiones reiniciarse. Estos procesos de observan mejor en ecosistemas maduros, como bosques y selvas, donde este proceso de adaptación y equilibrio ya se ha llevado a cabo.

Cuando una comunidad se encuentra en equilibrio tiene varias características importantes como son: control de sus poblaciones, producción de alimento, asimilación de desechos y en general todos lo que rodea a sostener esta comunidad como la producción de oxígeno. En el concepto utópico de sustentabilidad un sistema debe ser totalmente suficiente, sin necesidad de intercambiar materia o energía con otro sistema colindante.

 

Una comunidad sustentable debe ser capaz de mantener a las poblaciones que ahí cohabitan sin la necesidad de importar alimentos, oxigeno, agua, etc., y debe ser capaz de transformar a componentes sencillos los desechos que produzca.

 

Considerando todo esto entonces, una comunidad sustentable humana o no humana, debe tener una población de consumidores finales baja, para que no afecte el equilibrio del ecosistema.

El primer gran error es que se considere a poblaciones densamente pobladas como “sustentables”, ya que no pueden por si solos en esa región mantener a las poblaciones que cohabitan, y deben importar recursos y servicios de otras regiones.

Para poder satisfacer parte de estas necesidades nuevas del humano es necesaria una gran producción de energía, que se ha satisfecho mediante el uso de distintas tecnologías, en una “comunidad sustentable moderna” no puede ser dependiente de la energía que se produzca con tecnologías contaminantes, y debe ser preferentemente generada con energías renovables como la tecnología del hidrogeno.

Este concepto nos lleva al siguiente gran error en el proceso hacia la sustentabilidad, aunque es importante la migración a tecnologías no contaminantes, es más importante la educación y la capacitación de la sociedad para hacer un uso racional de la energía, y así disminuir la huella energética de cada persona, siendo así una inversión a largo plazo para la sustentabilidad energética. Es importante tomar en cuenta que a nivel mundial la mayor inversión hacia la sustentabilidad ha sido justo para el desarrollo, adaptación y transferencia de estas tecnologías a la sociedad, dejando la educación a un lado.

Otro error en el concepto es el desarrollo de producción hiper intensiva, generando desgaste en los recursos de soporte, aunque necesario para mantener la creciente población mundial. La producción de alimento, aunque ha ido creciendo, la población mundial crece mas rápido, generando escasez alimentaria.

Una estrategia que ya ha sido ampliamente probada y que disminuye el impacto ambiental por alimentación es la migración a dietas de bajo impacto, con una dieta basada principalmente en vegetales y disminuir en gran medida el consumo de productos cárnicos, disminuyendo enormemente la huella hídrica y de carbono por alimentación. La dieta basada en vegetales, pero no únicamente con vegetales, favorece a la captura de gases de efecto invernadero, al contrario de los cárnicos y productos animales que producen gases de efecto invernadero, y aumentan la huella hídrica y de carbono de manera exponencial.

Es por esto que las comunidades basadas en sistemas capitalistas consumistas no pueden ni serán sustentables, los países que tienen un acercamiento hacia la sociedad han disminuido considerablemente su consumo de bienes y recursos, y más importante aún su tasa reproductiva.

Solo con los puntos básicos del desarrollo sustentable que son la suficiencia alimentaria, energética y la no producción de desechos, la mayoría de las comunidades denominadas sustentables nos damos cuenta de que en realidad está muy lejos de serlo. El error puede ser en el mejor de los casos mal manejo del concepto de sustentabilidad, pero tampoco se descarta que sean placebos para generar empatía con la población interesada en disminuir su impacto en el planeta.

El desarrollo sustentable solo es posible si todos y cada uno de nosotros participa con todas esas acciones diarias para disminuir la huella personal, regional y global en el ambiente, el disminuir el consumo, no tirar basura, reducir drásticamente el uso de plásticos y otros materiales de degradación lenta, cuidado del agua, y en si una conducta cívica y ética con la sociedad y el ambiente.

Lo más importante en el camino a la sustentabilidad es el control natal, se inteligente al reproducirte, utilizando matemáticas simples, si dos engendran 2, considerando las parejas o personas que no pueden tener hijos, la población se mantendría estable y pasado un tiempo comenzaría a reducirse, con uno o menos hijos se reduciría considerablemente la población y sería un gran avance hacia el equilibrio, pero con 3 o más hijos como es común en las sociedades actuales, seguiría el aumento de la demanda de recursos hasta un punto que podría ser insostenible.

Ayúdanos compartiendo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Autor entrada: Salvador Castell

Biólogo, entusiasta y consiente del papel de los académicos en la transmisión del conocimiento, con especial interés en métodos holísticos, integrativos, multidisciplinarios y disruptivos, basados en el principio de la entropía biológica.

Deja un comentario