5 mitos (y verdades) de la contaminación plástica en el océano

Aquí algunos de los grandes mitos acerca de la contaminación con plásticos en lo océanos.

Mito: hay islas flotantes de plásticos en cada océano.

Hecho: solamente un pequeño porcentaje de los plásticos del océano flotan en la superficie del mar. La mayoría de los plásticos se dispersan en la columna de agua, se depositan en el lecho marino, son atrapados en el hielo ártico o en el peor de los casos ingeridos por animales marinos. El plástico del que se habla en las noticias son principalmente minúsculas partículas de plástico (fragmentos degradados y/o pulverizados de botellas, recipientes, juguetes, etc.), generalmente del de un grano de arroz, aunque también hay gran cantidad de fragmentos microscópicos.

 

Mito: El plástico del océano proviene principalmente del vertimiento y de los barcos en el océano.

Hecho: la mayoría de los plásticos en el océano son artículos que usamos todos los días: bolsas, botellas, gorras, recipientes de alimentos, etc. Es necesario regular los plásticos de un solo uso en nuestra vida cotidiana y/o eliminarlos definitivamente podemos reducir en gran medida la cantidad de residuos de plástico que entran en el océano.

 

Mito: Las corrientes marinas acumulan la basura del océano son la clave para limpiar el océano.

Hecho: aunque si existen puntos donde la basura se acumula, solo una pequeña parte es flotante y de fácil limpieza. La mayoría de los plásticos se descomponen y se dispersan.  No existe una manera realista, eficiente de quitar estos plásticos del sistema (todavía).

 

Mito: los plásticos oceánicos son sólo un problema de basura.

Hecho: las partículas plásticas ahora se encuentran dentro de animales y a través de la cadena alimenticia del océano, desde mejillones hasta peces, tortugas y ballenas.

 

Mito: hay una solución simple capaz de resolver nuestro problema de los plásticos oceánicos.

Hecho: prohibiciones, honorarios, reciclaje ni rediseño de productos Solo puede arreglar esto. La solución definitiva es la sinergia de estas y otras acciones. El impacto positivo más grande se verá cuando dejemos de producir y desechar las cantidades masivas de basura plástica.

 

Pero no todo es un panorama negro, considerando todo esto…

 

¿Qué puedo hacer para hacer la diferencia?

 

Es relativamente sencillo, puede apoyar disminuyendo tu huella plástica, es decir disminuir el uso de plásticos y sintéticos, principalmente los de un solo uso, y si tienes ganas y tiempo puedes participar en programas de limpieza o transmitiendo el mensaje.

 

Algunos de los programas más exitosos los coordina la asociación Ocean Conservancy.

 

Nota traducida y adaptada de:

The Five Myths (and Truths) About Plastic Pollution in Our Ocean

The Five Myths (and Truths) About Plastic Pollution in Our Ocean

Autor entrada: Salvador Castell

Biólogo marino con estudios de posgrado en biotecnología genómica, bioquímica, biología molecular y educación especial. Naturalista y entusiasta de la ciencia. Desarrollador de Proyectos educativos, desarrollo sustentable y transferencia tecnológica. "Conocimiento que no se transmite, no sirve de nada"