Apies mellifera, ¿la abeja suprema?

image4you / Pixabay

¿Son las abejas la especie más importante del planeta?

 

Por fin les dan su importancia a las abejas y la coronan como la especie más importante del planeta, incluso vamos a declararlas en peligro de extinción y anunciar que son más importantes que el mismísimo hombre.

 

Pero…. ¿Es esto cierto?

 

La verdad es que, NO.

 

En la naturaleza, dentro de todos los niveles de la organización natural hay diferentes tipos de organismos, que en muy resumidas cuentas son los productores (fotosintéticos y quimiosintéticos), es decir, los que producen moléculas y alimento para los demás; los consumidores, que va desde los herbívoros, omnívoros (como nosotros el hombre), carnívoros, carroñeros, etcétera, que dependemos totalmente de los productores, es decir, no producen su alimento; y finalmente, los olvidados y minimizados desintegradores, que son los que descomponen, degradan y desbaratan todos los anteriores conforme se mueren o son excretados.

De todos estos solo los desintegradores son absolutamente necesarios para sostener la vida en cualquier ambiente.

Y si, eso significa que el hombre no es necesario para que la vida persista, ni las abejas, ni ningún otro de los tan famosos animales o plantas. Los desintegradores reincorporan la biomasa compleja en moléculas sencillas para que puedan ser utilizados por los productores.

PollyDot / Pixabay

Entonces, a nivel funcional con y sin abejas la vida va a encontrar su camino, siempre y cuando tengamos alguien que destruya lo que se produce, porque si no, tendríamos entonces una pila interminable de cadáveres y desechos acumulándose por todo el planeta.

Ahora vamos a ver desde el punto de vista genético, pues resulta que ahí somos, junto con las abejas, menos importantes en la naturaleza, porque según los últimos estudios la diversidad genética sumada de todos los eucariotas, es decir organismos celulados que tienen núcleo (hongos, levaduras, protozoarios, plantas, algas, animales) tienen menos del 8% de la diversidad genética total.

Ahora veamos los organismos menos complejos los procariotas, carentes de núcleo celular tienen el 92% de la diversidad genética, y así los llamamos organismos inferiores. De estos organismos simples las arqueas, que son un intermediario entre eucariotas y bacterias tienen un 19% de la diversidad genética global y las bacterias un 73%. De estas bacterias el 43% son bacterias “conocidas” y el 31% pertenecen a un grupo de “nuevo descubrimiento”.

 

Entonces, ni abejas ni humanos, ni todos los eucariotas son muy importantes si fuera necesario conservar el mayor acervo genético posible.

 

Ahora vamos a verlo desde el otro punto de vista.

 

PollyDot / Pixabay

¿Por qué son importantes las abejas?

Producen miel y cera.

Son los principales polinizadores de cultivos.

¿Y eso es todo?

Hay que aclarar algo, no es quitarle la gran importancia a la abeja, ni minimizar su papel en la agricultura, y además casi todo este trabajo lo realiza casi Apis mellifera, que ha tenido un proceso evolutivo codependiente con el humano muy importante.

Entonces vamos a ver un rápido panorama de que sucedería si las abejas desaparecen.

 

Para este ejercicio vamos a omitir el detalle de la miel y de la cera, y nos enfocaremos únicamente en el impacto global que tendría la desaparición de las abejas como polinizadores de cultivos agrícolas, y claro también de plantas silvestre.

 

Se calcula que el 70% de los cultivos agrícolas son polinizados por abejas, casi exclusivamente por Apis mellifera, en caso de que desapareciera tenemos dos panoramas posibles.

-Que este 70% de la producción agrícola se perdiera en casi su totalidad.

 

-Que la vida siga su curso y que alguna otra especie(s) ocupen esa función.

 

Generalmente cuando una especie colapsa, hay una batalla natural entre especies que podrían desarrollar la función, y la selección natural decide quien ocupa el lugar que queda vacío.

Pero vamos a considerar el peor panorama: desaparecen los cultivos; ese si es un serio problema por que el 70% de la producción agrícola podría perderse… ¿o no?

 

castleguard / Pixabay

Aunque es cierto que muchos cultivos tienen una codependencia con las abejas muchos otros tienen crecimiento vegetativo, o son polinizadas por el viento o algún otro polinizador. Entonces, pues sufriríamos el impacto, pero en algún momento tendríamos que migrar a otros tipos de alimento, lo que si es importante es que muchos de los principales alimentos son polinizados por abejas, como son: cítricos, maíz, trigo. Pero entonces la consecuencia sería que tendríamos que aprender a comer otras cosas.

Otra forma de ver esto mismo es que tendríamos que recurrir a panoramas similares a películas apocalípticas como Mad Max o Matrix, entre muchas otras, donde tendríamos que consumir alimentos producidos en serie o pastas diseñadas, como los astronautas, pero no sería la extinción de la especie, aun cuando si se acabaría la gastronomía como la conocemos.

Pero nuevamente consideremos el panorama apocalíptico, se abate la producción agrícola, hambruna, guerra por alimentos, y finalmente gran parte de la población mundial sucumbiría ante la falta de alimento donde los más capaces y poderosos serían los que probablemente sobrevivirían.

 

¿Esto que consecuencias trae al planeta?

Pues en realidad traería una gran cantidad de beneficios si el principal organismo parasito que tiene se viera reducido drásticamente, la contaminación disminuiría, la producción de gases de efecto invernadero, reduciría el calentamiento global, la contaminación por plásticos, es más, las zonas de pastoreo y cultivo serian reincorporadas al ecosistema natural.

 

Entonces nuevamente nos hacemos la pregunta…

 

¿Las abejas son la especie más importante para el planeta?

La respuesta es NO.

 

¿Las abejas son la especie más importante para la subsistencia del hombre?

Entonces muy probablemente SI.

 

Pero un paisaje tipo bosque con una gran cantidad de gimnospermas (como la cícadas) en lugar de Fanerógamas (como los pinos o las flores), tampoco es un paisaje desolador. Lo que si es un hecho es que el mundo como lo conocemos si estaría en riesgo, cambiaría y evolucionaria, lo que debemos considerar es si ¿Queremos que cambie? Y que estamos dispuestos a hacer para protegerlas.

 

Las abejas no están en peligro de extinción, ni siquiera están en riesgo, si es cierto que han disminuido drásticamente sus números, por diversas causas que va desde pesticidas hasta calentamiento global, todavía sus números son muchos y se encuentran lejos de ser una especie amenazada.

 

Autor entrada: Salvador Castell

Biólogo marino con estudios de posgrado en biotecnología genómica, bioquímica, biología molecular y educación especial. Naturalista y entusiasta de la ciencia. Desarrollador de Proyectos educativos, desarrollo sustentable y transferencia tecnológica. "Conocimiento que no se transmite, no sirve de nada"