Legislar por el clima

Esta semana ha sido extraordinaria para nuestro estado, el Gobernador Mauricio Vila Dosal ha presentado al Congreso del Estado la “iniciativa de ley de cambio climático del estado de Yucatán”.
Este es el inicio del andamiaje jurídico necesario para la sustentabilidad, la ley de cambio climático es la ley medular que armoniza el ecosistema legislativo necesario hacia un Yucatán Sustentable.
La ley es perfectible como todo, pero junto con la Ley de Aguas Estatal es una de las grandes ausencias legislativas para el correcto, responsable y sostenible manejo de los recursos naturales.
Un punto central de la ley es el registro, monitoreo, mapeo y seguimiento de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero, y toda esa información será de libre acceso al público. Es importante porque nos permite saber que estrategias y políticas públicas están funcionando y cuales no, quien está participando y quien está haciendo caso omiso, o si están surgiendo nuevas fuentes de emisión de gases de efecto invernadero.
Una de las estrategias de mitigación más interesantes y que todos los yucatecos tenemos tiempo pidiendo es: “Diseñar e implementar sistemas de transporte público integrales, y programas de movilidad sustentable en las zonas urbanas o conurbadas para disminuir los tiempos de traslado, el uso de automóviles particulares, los costos de transporte, el consumo energético, la incidencia de enfermedades respiratorias y aumentar la competitividad de la economía regional.”
Este punto es importante ya que Mérida es la octava ciudad con mayor cantidad de emisiones de CO2 en México, y la ciudad con mayor número de automóviles por habitante (0.49 automóviles por ciudadano), y esto es solo un reflejo de nuestro deplorable sistema de transporte público.
El otro punto importante de la ley es que se conformará un consejo ciudadano que participará de manera activa en el proceso de formulación, seguimiento e implementación de políticas publicas y estrategias de gobierno. Es un avance importante, pero hubiera preferido algo más parecido a un observatorio ciudadano, con atribuciones más profundas, descentralizado y con presupuesto, no solo de opinión.
Finalmente, la iniciativa de manera general contempla “Garantizar el derecho a un medioambiente sano, mediante la formulación, conducción y evaluación de la política estatal en materia de cambio climático” y “Establecer la concurrencia de atribuciones del estado y sus municipios en cuanto a la elaboración y aplicación de políticas públicas para la adaptación al cambio climático y la mitigación de emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero”.
Entonces si, esta ley es un avance importante en para la promoción, defensa y aseguramiento de nuestro derecho a un ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible, pero para su correcta aplicación y que su impacto sea profundo debemos participar todos en este camino hacia la sostenibilidad, en RED POR EL FUTURO.

Dejar un comentario

Scroll to Top
× ¿Cómo puedo ayudarte?