Las victorias de Berlín y Londres, el gen vikingo y la “cura” del VIH1-M.

Y no, no es de la casa de papel de lo que hablamos, es de Timothy Brown conocido como el paciente de Berlín que fue anunciado como oficialmente curado de VIH en el 2008, y el paciente de Londres, que ha preferido guardar el anonimato y que ha sido presento como el segundo paciente VIH positivo que ha logrado eliminar al virus de su sistema.

Timothy Brown, el paciente de Berlín.

Pero que tienen en común Berlín y Londres, pues los dos eran portadores del VIH-1 variedad M (VIH-1M), este dato deben recordarlo por que como comentamos en la nota el paciente cero de los VIHs, el VIH/SIDA es causado por al menos 2 tipos de virus, el VIH-1 y el VIH-2, estos fueron transferidos al humano en varias ocasiones desde 1908, probablemente antes pero no prolifero la transmisión. El VIH-1M es que mas ha proliferado a nivel mundial y utiliza una proteína llamada CCR5 para poder infectar las células como se describe en nuestra nota Rapsodia Y Bohemia la batalla con el VIH SIDA. En el norte de Europa, hay una variedad vikinga del gen CCR5 que no funciona correctamente y eso evita que el virus pueda invadir las células.

La mutación del gen CCR5 Δ32 se encuentra presente en menos del 1% de la población.

En la actualidad los diferentes fármacos logran mantener al virus en un estado latente, pero sin que se presenten los síntomas, pero al suspender el tratamiento comenzaban a presentarse los síntomas al poco tiempo. Una de las causas es que las células donde se esconde el virus en el organismo son células muy longevas, que viven aproximadamente 7 años. Esto ocasiona que en cualquier momento el virus vuelva a manifestarse.

12019 / Pixabay

El proceso de eliminar el virus del cuerpo es un proceso complejo y riesgoso; al paciente de Berlín se le aplico quimioterapia para tratarlo de un cáncer que padecía, como consecuencia de este tratamiento se inmunodeprime el cuerpo, se eliminaron las células T que sirven de refugio al VIH (sin querer) y se realizó un trasplante de médula para regenerar las células del sistema inmune.

Algo que no se sabia en ese momento es que el donador presentaba la mutación CCR5Δ32 y al generarse las nuevas células están tenían la inmunidad al virus VIH-1M.

En el paciente de Londres el proceso se perfecciono utilizando ya por decisión un donador con la mutación en el gen y también una sola quimioterapia para no sobre exponer al cuerpo.

Como resultado de la terapia, el paciente 18 meses después sin tratamiento retroviral el virus no ha podido ser detectable en su sistema, por lo que se considera curado, aunque debe seguir bajo control médico constante, algo similar a lo que hicieron con Lulu y Nana, pero en esta ocasión las células fueron por donación y no por modificación genética.

Este es un paso muy importante en la lucha contra el VIH/SIDA, pero no es la cura, eso debe quedar muy claro por que para que sea efectiva la persona debe estar infectada con VIH-1M, y además debe haber un donador que sea compatible que presente la mutación CCR Δ32.

Si de por si el conseguir un donador de médula ósea era muy difícil, solo 1 de cada 100 donadores probables podrían ser la cura del paciente.

En este momento el tratamiento ya se considera efectivo, así que el siguiente paso podría ser el uso de ingeniería genética para modificar las células a trasplantar y así otorgar mediante la ciencia la inmunidad para el VIH-1M.

Tan solo del VIH-1 existen 13 variedades, 7 del VIH-2 y 5 del VIH-3, y aunque el VIH-3 no ha sido aun detectado en humanos es importante considerarlo en la investigación preventiva y correctiva de la pandemia.

 

 

Autor entrada: Salvador Castell

Biólogo marino con estudios de posgrado en biotecnología genómica, bioquímica, biología molecular y educación especial. Naturalista y entusiasta de la ciencia. Desarrollador de Proyectos educativos, desarrollo sustentable y transferencia tecnológica. "Conocimiento que no se transmite, no sirve de nada"