Pero ¿por qué insistir en el lenguaje inclusivo?

Porque el lenguaje NO inclusivo es una muestra de la preeminencia de lo masculino (basta leer la entrevista para notar la escasez de sustantivos femeninos), que refleja lo desbalanceado de nuestro mundo en cuestiones de género: no hay referencias a una sola mujer destacada en la literatura. Los varones compiten entre sí pero el talento […]

Deslizar arriba