La nueva normalidad y el ambiente ¿sano?

Salvador Castell González

Instituto para la Sustentabilidad. Conservación, Restauración y Educación Ambiental

La nueva normalidad y el día mundial del medio ambiente ¿sano?

El pasado 5 de junio se celebró el 48 aniversario del día mundial del medio ambiente y la mayoría estamos contentos porque hemos visto como la naturaleza mágicamente se ha recuperado poco a poco de nuestro invasivo y destructivo desarrollo.

 

Los venados, los alces, jabalís, en fin, gran cantidad de animales circulan por las calles en todo el mundo como reclamando ese espacio que les arrebatamos desde hace tiempo, las aguas de canales y de costas limpias nuevamente y todos contentos porque el sacrificio del encierro ha valido la pena.

 

Pero esto está muy lejos de ser cierto y no es que quiera yo caer en el pesimismo, pero no podemos pensar que cientos de años de maltrato lo vamos  solucionar con una penitencia de algunos días encerrados, es algo similar que una persona con una enfermedad crónica se cure por salir a correr un día, y todos sabemos que no es así, ojala con solo levantar un par de pesas ya estuviéramos todos marcados y listos para ir a la playa, pero, tampoco es tan sombrío el panorama.

 

Algo que nos ha enseñado el encierro y esta caída de la economía es a pensar no una sino 10 veces lo que es necesario y lo que no es necesario, a adquirir nuevos hábitos y sobre todo pensar un poco más a futuro que nuestra postura consumista, esta nueva normalidad nos enseña a que ninguna especie está exenta de la presión ambiental y nos hizo darnos cuenta de tantas cosas que miles y miles de publicaciones e investigadores nos han venido diciendo durante años.

“vamos corriendo hacia el barranco y la crisis climática es el síntoma”

 

Esta pandemia debe servirnos para ser una nueva sociedad que esté preparada para esta nueva normalidad y hay algunos importantes aspectos que considerar para poder reactivarnos de manera responsable y positiva.

 

La nueva normalidad nos pide ser mucho más cuidadosos con la desinfección, aquí debemos tener en cuenta dos aspectos importantes. El primero es no usar cloro por que causa resequedad de las mucosas, inmunodeprime y tiene impacto ambiental importante. Si estamos en la posibilidad puedes preguntarnos y con gusto te asesoramos con sanitizantes biodegradables, inertes y biocompatibles, y así poder mantener la seguridad sanitaria y la responsabilidad ambiental.

 

El ejercicio de comprar lo necesario nos obligó a darnos cuentas de muchas cosas que no son necesarias, te invitamos a reducir el consumo de todo eso que podríamos omitir y mejor aún, si por el encierro no pudiste comerlo durante dos meses, esa es tu ventana para dejar de consumirlo, el planeta te lo agradecerá.

 

Instala un huerto en casa, esto es un gran paso para el beneficio de todos, ya que entre más suficientes seamos en casa, más fácil podemos sobrellevar las condiciones externas, nuestra propia resiliencia doméstica.

 

Y finalmente pero no menos importante es que algo que nos hizo darnos cuenta este coronavirus es que nos convertimos en una sociedad perezosa, gorda, hipertensa y muchos otros padecimientos que con una sana alimentación y un poco de ejercicio podemos controlar perfectamente. Esta nueva normalidad obligatoria puede ser una oportunidad excelente para ser mejores con nosotros mismos y con nuestro planeta.

 

Estos son solo algunos puntos que podemos tomar a favor de este encierro y estos pequeños cambios, si son permanentes sería la mejor forma de celebrar el día mundial del medio ambiente, y sobre todo ser parte de nuestro derecho a un ambiente sano.

 

Que esta nueva normalidad, nos convierta en una mejor versión de nosotros…

 

Publicado en:

Zivot Magazine: AÑO 2, Junio 2020

http://zivotmagazine.net/principal.html

Dejar un comentario

Scroll to Top
× ¿Cómo puedo ayudarte?